10 Consejos para viajar a casi cualquier lugar del mundo

10 Consejos para viajar a casi cualquier lugar

A continuación os damos algunos consejos más a la hora de emprender cualquier viaje. No importa si nos vamos un fin de semana o 6 meses, todos ellos nos ayudarán a disfrutar mucho más de la experiencia viajera mucho más. ¿Te atreves con ellos?


1. Por qué no decir “sí”

Se impulsivo de vez en cuando y di “sí” a la primera. Cuando alguien te invite a conocer a su familia, realizar alguna actividad interesante, o conocer algún lugar que no sabías ni que existía, lánzate a la aventura. Son estas situaciones imprevistas y no planificadas las que añaden la sal y pimienta a tus viajes, y las que acban convirtiéndose en las mejores historias que contarás más tarde. Acepta la bondad de los locales cuando viajas y tendrás un montón de nuevas oportunidades.


2. Viaja sin prisas

Por favor, no intentes meter 12 países en 4 semanas de viaje. Viajar requiere tomarse las cosas con calma y cuando se consigue bajar el ritmo del viaje es cuando se empieza a disfrutar de verdad. Descubrirás actividades que no están en tu guía, caminos para hacer esas actividades de manera más económica y gente que está ansiosa por mostrártelo todo. Mejor pasar más tiempo en menos lugares para disfrutar al máximo, que poco tiempo en muchos.


3. Toma notas

No te fíes de tu memoria, mucha información que aprenderás durante el viaje se te olvidará con el tiempo. Lo mejor para ello es llevar siempre encima un libro de notas y anotar todo lo que nos parezca interesante: nombres de personas que vas conociendo, conversaciones que tienes, sentimientos sobre una nueva experiencia, o sencillamente las sensaciones que te da una persona o un nuevo lugar. Si alguna vez te apetece escribir sobre tus viajes, estos detalles serán extremadamente útiles. Y si no te apetece tomar notas a manos, escribe notas de voz. Hoy en día hay múltiples maneras de hacerlo. Con el tiempo agradecerás haberlo hecho aunque solo sea por recordar esos viajes.


4. Intenta cosas nuevas

Probar cosas nuevas reduce la ansiedad. ¿No eres un excursionista? Prueba a realizar algún trek. ¿Tienes problemas hablando con extraños? Habla con todos. ¿Te asusta la comida local? Come lo más extraño que puedas encontrar. La razón por la que esto suele funcionar tan bien durante el viaje es porque todo es de por sí tan diferente, que no tienes nada que perder.


5. No planees demasiado

¿Cuantos días necesitas para visitar un país o una región? Solo lo sabrás cuando vayas tú. Hay personas que pueden ventilar Nueva Delhi en tres días y otros estarse un mes. La verdad es que no hay una fórmula para esto ya que dependerá de tu capacidad de disfrutar, de las personas con las que te cruces, de las experiencias que tengas… Es interesante tener algunas referencias de lo que se quiere ver, pero mejor relajarse porque nunca se sabe qué puede ocurrir.


6. Viaja ligero

Está claro que todos hemos metido alguna vez alguna más cosas de la cuenta en la bolsa de viaje, pero mejor evitarlo. Para un viaje de un mes y si apuramos incluso una vuelta al mundo, no harían falta más de 50 litros. Todo lo necesario entra ahí. A veces tendemos a cargar de más la bolsa pensando que si no lo llevamos con nosotros no lo encontraremos en destino. ¿Nos hemos planteado que en la mayoría de los lugares las personas ya viven desde hace tiempo y suelen necesitar lo mismo que nosotros? Si no estás seguro de meter algo en la bolsa, es que no lo necesitas. Y ya para acabar, si consigues hacer una bolsa que no necesites ni facturar, eso ya es de nota.


7. Música y Podcasts

Por supuesto todo el mundo lleva música cuando va de viaje pero ¿qué hay de los Postcats? Muchas emisoras de radio los utilizan para que los radio-oyentes puedan escuchar la programación cuando les interese. Si eres de estos, aprovecha cuando tengas conexiones wi-fi gratis para descargártelos en el móvil y poderlos escuchar cuando te enfrentas a 8 horas de bus por el desierto.


8. Sal del camino trillado

Puede ser un cliché, pero hay que intentarlo siempre que se pueda. No hay nada más interesante que estar en lugares inusuales que no ven mucho turismo. Muchas experiencias memorables en un viaje suelen ocurrir en lugares que no son fáciles de visitar y dónde los locales todavía no están “quemados” con los turistas. Es interesante visitar lugares turísticos como Machu Picchu o el Taj Mahal, pero no descartemos otros lugares sólo por el simple hecho de no estar en los principales circuitos turísticos. Eso sí, tampoco perdamos el norte y vayamos como pollos sin cabeza ,pensando que porque un área es remota vamos a tener sí o sí una experiencia vital.


9. No te olvides de un seguro de viaje

Nadie piensa que se enfermará, tendrá un accidente o le robarán mientras viaja. Pero las cosas pasan cuando pasan. En ese sentido es básico disponer de un buen seguro de viaje ya que con él encima no hay que preocuparse por las facturas del hospital o por una cámara de fotos robada. Sea cual sea la duración del viaje, un fin de semana o una vuelta al mundo, el seguro es básico.


10. Normalmente suele haber un camino

La frase “Nada es imposible”, no es cierta. Muchas cosas son imposibles nos pongamos como nos pongamos. Lo cual no quiere decir que debamos rendirnos a la mínima adversidad. Si tenemos problemas para alcanzar algún lugar no hay que rendirse a la mínima. A lo mejor es que simplemente no hemos encontrado la mejor solución, o no hemos conocido a la persona adecuada que nos ayude a conseguirlo. En cualquier caso, lo pies en el suelo pero sin escuchar a los “loritos” que dicen una y otra vez que algo no se puede hacer. Es misión tuya descubrir si se puede hacer o no. La perseverancia vale la pena lo consigas o no.

 


Vaanui
Conectando Viajeros · Connecting Travelers