Cosas que a lo mejor no sabías de, DUBAI

Cosas que a lo mejor no sabías de, DUBAI

Dubai es impresionante, es lujo, es llamativo, es ostentoso, es un atasco de súper coches, es una botella de champán de 1.000€ de champán… Dubai es de lo más, lo mejor. Al menos, esto es lo que la gente espera cuando llega a esta metrópoli del Medio Oriente. El caso es que además de eso, este pequeño país del golfo tiene algo más que sorprenderá al que viaja por primera vez.


(1)

Volando con Emirates

Emirates es la única compañía aérea del mundo que tan solo dispone de aviones Airbus 380 (el avión de pasajeros más grande del mundo) y Boeing 777. Además, del modelo de Airbus dispone a día de hoy de 94 unidades, lo que la convierte en la compañía con más unidades del mundo.


(2)

Todo es lo más

Tras unos días moviéndote por Dubai te darás cuenta de que es el país de “lo más grande / lo más rápido / lo más caro / lo más alto / lo más hermoso / lo más…” Este emirato basa muchos de sus reclamos precisamente en eso, en los récords mundiales para todo tipo de cosas.Te acostumbrarás rápido.


(3)

La comida es buena, barata…, y también súper cara

Debido a su gran población de inmigrantes que incluye una gran cantidad de personas llegadas de la India, Pakistán, Bangladesh, Egipto, Irán y Jordania, Dubai tiene una escena de comida increíblemente buena y asequible. Tan solo hay que pasear por las calles de Deira, uno de los barrios más antiguos y más baratos de la ciudad, para encontrar deliciosos platos de todo el mundo por tan solo unos pocos dirhams. Los que deseen probar los mejores platos pakistaníes, que se acerquen al restaurante de Ravien el barrio de Al Satwa… no se arrepentirán. Por otro lado, algunos de los mejores chefs del mundo tienen su restaurante en alguno de los hoteles o complejos turísticos de lujo de la ciudad: Nobu Matsuhisa, Gordon Ramsay, Gary Rhodes, Jamie Oliver, Marco Pierre White y Sanjeev Kapoor.


(4)

Se puede beber alcohol

Sí, hay leyes contra la embriaguez pública, el alcohol es extremadamente caro, has de tener más de 21 años para beber, y sólo se sirve en bares adjuntos a hoteles o clubes… pero eso no significa que nadie beba en Dubai. Los viajeros quedan realmente sorprendidos de que en un país árabe se pueda beber tanto.


(5)

El fin de semana comienza el viernes

¿Por qué los cafés y restaurantes están llenos el viernes por la mañana, cuando todos deben estar en el trabajo? Este es el mundo islámico, que significa que los fines de semana son viernes y sábados. Entre la multitud de expatriados de Dubai el comienzo del fin de semana significa una cosa: brunch. Y esto no es una merienda ligera, al contrario. Los brunchs del viernes suelen ser grandes fiestas del comer y del beber.


(6)

Dubai tiene su historia

Es verdad, antes de que el petróleo fuera descubierto hace 50 años, esta metrópolis era poco más que un pueblo de pescadores. Pero eso no significa que no haya historia en Dubai. La parte más antigua de la ciudad es Al Fahadi, un área cultural bien conservada que se remonta a principios del siglo XX. Las estrechas callejuelas y casas tradicionales aquí son un agradable descanso de los rascacielos y autopistas de la metrópoli.


(7)

Sí, El Burj Khalifa es tan increíble como parece

El Burj Khalifa y sus 829 metros de altura es el edificio más alto del mundo pero aunque parezca increíble decirlo, a veces puede ser difícil apreciar lo realmente grande que es. La vista desde la plataforma de observación en el piso número 148 pisos es sencillamente alucinante. Nada parece real desde esa altura. Es como mirar un mundo en miniatura. Aunque subir no es muy barato, unos 4o euros, cada dirham que se paga vale la pena.


(8)

Esta no es una ciudad para caminar

Aquellos a quienes les encanta explorar las ciudades a pie se han equivocado de ciudad. Para los primerizos en Dubai, les parecerá que en cuanto salen a la calle estarán a punto de entrar en ebullición, de modo que… las ganas de caminar desaparecen rápido. Además, la mayoría de las cosas en Dubai están a kilómetros de distancia, y lo primero que el viajero verá es que la ciudad no ha sido diseñada pensando en los peatones. Los mejores lugares para caminar, cómo no, son los enormes centros comerciales. En estos lugares no habrá problema de espacio para estirar las piernas.


(9)

Es un paraíso para los compradores

Dubai es un paraíso para todos aquellos que disfrutan comprando. Aquí uno puede comprar casi cualquier cosa, desde ropa de diseño hasta joyas, especias, alimentos de primera calidad y recuerdos…. casi todo de lujo, por supuesto. En el Dubai Mall, incluso hay un cajero automático “Gold to Go“, en el que los adictos a las compras podrán extraer barras de una onza de oro, siempre y cuando tengan  fondos, por supuesto (sólo en Dubai).


(10)

Puedes hacer casi cualquier cosa, incluso cosas culturales

¿Te apetece ir a esquiar cuando hace 40 grados en el exterior? En Dubai puedes. ¿Te apetece jugar al golf en un campo verde en medio del desierto? También puedes, no hay problema. Pero si te apetece subir en un camello, ir en lancha, beber el mejor champán francés, hacer paddle-boarding, comprar las mejores joyas del mundo, saltar en paracaidismo, conducir un coche de F1, skiar (has leído bien), nadar con delfines, hacer bungy-jumping… también podrás. La recientemente inaugurada Dubai Opera organiza conciertos y eventos regulares. Además, también es posible ver arte contemporáneo de Oriente Medio en varias galerías de la ciudad, o asistir a conciertos de bandas de todo el mundo en lugares como Burj Park, The Music Hall y The Music Room.


(11)

La arquitectura es increíble

Dubai no es asombroso sólo en tamaño y grandiosidad, es un lugar de sorprendente belleza arquitectónica en el que algunos de los mejores arquitectos del mundo han dejado su huella. Al Burj Khalifa se une el Burj Dubai (el hotel de lujo con forma de vela), así como el increíble proyecto de Palm con el Atlantis Hotel, la tortuosa Cayan Tower o el JW Marriott Marquis, el hotel más alto del mundo.


(12)

Y por supuesto, el desierto

Lo bueno de Dubai es que para disfrutar del desierto, no hay que hacer muchos kilómetros. Tan pronto se termina la ciudad, empiezan las dunas. Hay un montón de empresas que ofrecen diferentes experiencias en el desierto, desde safaris en 4WD a cenas de estilo beduino, excursiones en quads, etc.


(13)

Sólo irías a la playa en invierno

De junio a agosto las temperaturas pueden oscilar entre los 38 a 40 grados de manera que, aunque pueda parecer una buena idea entrar a bañarse en el agua, la idea de estar en el exterior agobia un poco. la solución:  algún espacio con airee acondicionado. En cambio, el suave invierno con temperaturas entre 23 y 26 grados durante el día hace que los paseos sean más agradables y que apetezca más entrar en las aguas de alguna playa.


(14)

Los locales son ricos, muy ricos, y además excéntricos

Tu primer contacto con un emirati probablemente será para que te selle tu pasaporte en el aeropuerto y posiblemente ese no sea muy rico. Tu segundo contacto con un emiratí (en la distancia probablemente) será viéndolo conducir un Ferrari, un Maserati, un Porsche, un Mercedes recubierto de oro, un Range Rover (casi casi en el coche oficial del emirato) con un leopardo de copiloto, un león en una lancha, etc, etc.


(15)

Verás poca gente local y pocas mujeres

Tan solo el 11 por ciento de la población de Dubai es emiratí. El resto es principalmente de Bangladés, la India y Pakistán, si bien también existen pequeñas colonias de somalíes. Los británicos son el grupo más grande proveniente de una nación occidental. Posiblemente los agentes que sellan los pasaportes serán de los pocos emiratíes que conocerá el turista. Lo de ver pocas mujeres no va relacionado con la cultura propia local, sino con las estadísticas puras. La población de Dubai, debido a la gran afluencia de obreros llegados de multitud de países, se compone en un 69 por ciento de hombres. Eso significa que con mucho la mayor parte de la gente que verá vagando por todos sitios casi por cualquier lugar a excepción de las recepciones de los hoteles, serán de ese género.


(16)

Es posible viajar con presupuesto ajustado

Si tu opción a la hora de viajar a Dubai pasa por quedarte en complejos de lujo, comer en los mejores restaurantes y hacer  compras en grandes centros comerciales, posiblemente necesitarás ir pensando en un presupuesto realmente interesante. Por el contrario, si tu presupuesto es un poco más ajustado y puedes prescindir de algunos lujos que ofrece el país, Dubai también tiene sus alternativas y estas pasan mucho por el barrio de Deira. Allí podrás regatear en los mercados y degustar comida de Oriente Medio en la calle, alojándote en hoteles económicos y moviéndote a pie (son crema y gorro, por supuesto).


(17)

La policía conduce Ferrari, Porsche y Lamboghini

Como no podía ser de otra manera, la policía de Dubai también es algo fuera de lo normal y su flota de vehículos cuenta desde hace tiempo con superdeportivos que patrullan las calles más céntricas de la ciudad. Al igual que todas las flotas de coches de la policía, de tanto en tanto hay que actualizarla un poco y ponerla al día. Sus últimas adquisiciones han sido un Buggatti Veyron, un Mercedes SLS AMG, un Bentley Continental, un Aston Martin, un Lamborghini Aventador, un Ferrari FF y un Chevrolet Camaro SS, todos con un valor de más de un millón de euros cada uno. Concretamente el Buggatti Veyron, 2.5 millones de euros.


(18)

En 2030 el 25% de los policías serán robots

Hace dos años la Policía de Dubai aseguraba que en 2017 tendrían trabajando en el cuerpo de policía a un robot que ayudaría con las tareas básicas del cuerpo y así ha sido. El primer oficial de policía robótico entro en servicio el pasado 24 de mayo y se llama REEM. Este robot ha sido fabricado por la empresa española PAL Robotics, mide 1,68 metros y se mueve gracias a unas ruedas inferiores. Cuenta con una tablet en el pecho que ayudará a la interacción con las personas, ya que desde ahí se podrán reportar crímenes, pagar multas por infracciones de tránsito e iniciar el papeleo para algunos trámites.

 


Vaanui
Conectando Viajeros · Connecting Travelers
Share: