Coober Pedy y la fiebre del ópalo, AUSTRALIA

Coober Pedy y la fiebre del ópalo, AUSTRALIA

El 1 de febrero de 1915, el New Colorado Gold Prospecting Syndicate, formado por el Sr. Jim Hutchison, su hijo William de 14 años, el Sr. Winch y el Sr. McKenzie, andaban buscando oro sin éxito en medio de la nada australiana a casi 900 kilómetros de Adelaida. En el pequeño campamento habían dejado al joven William a cargo de todo el material y los suministros. Desobedeciendo las órdenes que le había dado su padre, William salió en busca de agua para abastecerse. La búsqueda demoró más de la cuenta y cuando su padre y los otros 2 buscadores regresaron no lo encontraron en el campamento. La noche cayó y el joven continuaba sin aparecer y cuando el pánico empezó a adueñarse del asentamiento, la silueta de William se dibujó detrás de una colina.

Cuando finalmente llegó junto a su padre, la enorme sonrisa que se dibujaba en su rostro era el reflejo de lo que llevaba dentro del saco de azúcar que cargaba a sus espaldas. Se la acercó a su padre, este lo abrió y cuando vio lo que había en su interior no podía dar crédito del descubrimiento. Ópalo. Ese acontecimiento casual significaba el pistoletazo de salida a una fiebre que nada tenía que envidiar a la fiebre del oro californiana del año 1849. La locura por alcanzar Coober Pedy (del aborigen kupa-piti, que significa Agujero del hombre blanco) fue tal, que en el año 1999 había más de 250.000 pozos agujereando la tierra en busca del preciado mineral.

Lo curioso de la historia es que esos mismos agujeros han acabando siendo un intrincado de hoteles, casas, iglesias, comercios y restaurantes que nada tienen que envidiar a los hogares de la superficie. Debido a las altísimas temperaturas que se registran en Coober Pedy, el 50 por ciento de los 1.700 habitantes que todavía viven allí, lo hacen en casas excavadas debajo de la rojiza tierra.

 


Vaanui
Conectando Viajeros · Connecting Travelers
No comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.