Fotografía: escenas de una isla que se abre al mundo, CUBA

Escenas de la isla que se abre al mundo, CUBA

Cuba, A ratos decrépito pero magnífico, humilde pero digno, divertido pero increíblemente frustrante. Cuba es así, un país de magia indefinible como si fuera un príncipe con abrigo de pobre. Es esta sorprendente dualidad la que hace del viaje por este país algo excitante y emocionante, como en una montaña rusa. El más de medio siglo de embargo económico dejó al país totalmente atrapado en el tiempo. Y aunque se vislumbra una lenta pero constante apertura, aquí todos los supuestos diarios vacilan dejando siempre paso a lo inesperado. Viajar por este país es armarse de paciencia, abrir la mente y dejarse llevar para disfrutar de los pequeños placeres que a diario ofrece el país y su gente.


 


Vaanui
Conectando Viajeros · Connecting Travelers