Fotografía: Atravesando el Desierto de Dalí, BOLIVIA

Desierto de Dalí, Reserva Nacional de Fauna Andina Eduardo Avaroa, BOLIVIA

El 23 de marzo de 1879 en plena Guerra del Pacífico, un joven comerciante y empresario boliviano llamado Eduardo Abaroa Hidalgo, decidió defender firmemente y hasta las últimas consecuencias la ciudad de Calama frente a las tropas chilenas. Pese a fracasar en su intento y perder Bolivia más de 120.000 kilómetros cuadrados de territorio, su muerte en la batalla de Topáter lo convirtió en héroe nacional.

Con tan solo 100 hombres precariamente armados, Abaroa se enfrentó a más de 1.000 soldados chilenos bien armados y organizados. Poco antes de morir un capitán chileno le animó a que se rindiera perdonándole así la vida. “¿Rendirme yo? ¡que se rinda tu abuela, carajo!” le espetó el héroe boliviano.

25 años después de la batalla de Topáter nacía en Figueras Salvador Dalí, quien pese a no tener conocimiento de los increíbles paisajes del altiplano andino en el que perdió la vida Eduardo Abaroa, acabó dándole su nombre a uno de sus desiertos por su más que razonable parecido con algunos de los paisajes pintados por el artista catalán.

 


Vaanui
Conectando Viajeros · Connecting Travelers