Perdidos en la maravillosa “Ilha de Lençois”, BRASIL

Perdidos en la maravillosa isla de Lençois, Maranhao, BRASIL

Son muchos los viajeros que ya visitaron u oyeron hablar del Parque Nacional Lençois Maranhenses, en el nordeste de brasileño. En cambio son muy pocos los que saben del por qué de su verdadero nombre. De la palabra “lençois” (sábana es castellano), es fácil deducir que las impresionantes dunas de este parque nacional se asemejan a eso, a unas enormes sábanas caídas sobre la tierra. Esto que en parte es cierto, no lo es del todo, pues el verdadero nombre del parque no procede de esas dunas, si no de las dunas de una pequeña isla llamada Isla de Lençois.

Esta remota isla ubicada en la bahía de Turiaçú, está dominada por unas impresionantes dunas de arena blanca que, bien se pierden en el mar bien se funden en los manglares. Sin tráfico, sin coches, sin carreteras, sin calles, sin ruido… Llegar hasta aquí no es tarea fácil, pero quien lo consigue realmente siente que el esfuerzo valió la pena. En Lençois el tiempo simplemente se detuvo un día y los escasos 300 habitantes que viven en ella lo hacen como si el mañana no existiera.

Atravesar la isla a pie a través de las dunas es una de las actividades obligadas. Las vistas son soberbias y el paseo no tiene precio. El sol en esta parte del país es especialmente fuerte, de modo que a mediodía siempre es mejor sustituir los paseos por un baño en la playa. Por la tarde no hay que faltar a la cita con los guarás (ibis rojos) que se reúnen a cientos junto a uno de los canales de la isla.

La leyenda del Rey Sebastián

Una de las curiosidades que esconde la isla es un pequeña capilla dedicada al Rey Sebastián I de Portugal. Cuenta la historia que este rey perdió la vida en Marruecos en el año 1578 mientras enfrentaba al imperio árabe. El cuerpo del rey nunca apareció y esto dio origen al Sebastianismo, una serie de mitos y leyendas que decían que el joven rey retornaría a Portugal en un día con neblina.

Con el paso de los siglos todas estas creencias fueron desapareciendo y a finales del siglo XIX se dieron por extintas en todas partes excepto en la isla de Lençois. Según continúan creyendo los isleños, por las noches aparece un toro negro con una estrella en la cabeza que algunos dicen haber visto. Si alguien consiguiera alcanzarla hiriendo al animal, el reino se desencantaría y la ciudad de San Luis se sumergiría en el mar apareciendo en su lugar la ciudad encantada que guarda todos los tesoros del rey.

 


DETALLES DE INTERÉS:

 Cómo llegar: En San Luis tomar el bus de la compañía Sideral para ir hasta Apicum-Açu. Salidas a las 9h y las 13h. Tardan unas 9 horas en llegar. En caso de llegar al anochecer, en el pueblo hay un hospedaje básico en el que pasar la noche. En el puerto de Apicum-Açu hay que buscar un barco de pescadores que nos lleve hasta la isla de Lençois ya que no hay transporte público. No resulta difícil dar con algún isleño que ande por ahí vendiendo su pescado. El trayecto en barco puede costar entre 300R$ y 500R$ en función de las personas que viajen, aunque todo es negociable. El trayecto es tranquilo y demora unas 3-4h en función de las mareas.

Cuando ir: La mejor época para viajar a esta isla es en la estación seca, entre junio y octubre.

⇒ Recomendación: Un buen guía local para recorrer la isla es un local llamado Lailson, se puede contactar con él a través de la posada. Tel.: 98 8422 5544

⇒ Contacto local: Agencia Maramazon. Esta pequeña agencia ubicada en San Luis puede organizar toda la logística para llegar a la isla. Su propietario se llama Rafael.

Donde hospedarse: En la isla hay un par de posadas básicas en las que poder dormir.

  • Pousada Ilha de Lençois
    http://www.pousadadelençois.blogspot.com.br – Teléfono fijo: (98) 8407-4256
    Cobra 35 R$ p/p con desayuno y 20 R$ por comida. Su propietario, Nango, tiene un barco y puede encargarse del transfer desde Apicum-Açú.
  • Pousada de Elio
    Sencilla pousada familiar con cuatro habitaciones con cama doble. Baños compartidos. Preguntar por ella al llegar.

 


 

FOTOS DE LA ISLA DE LENÇOIS:

 

 

 

 


Vaanui
Conectando Viajeros · Connecting Travelers