Fotografía: El rugido de la Pororoca amazonense, BRASIL

La Pororoca, Amapá, BRASIL

El nombre, procedente del vocablo indígena pororó-ká, significa ‘gran estruendo’ y hace referencia al ruido que precede su llegada. La Pororoca es la gran ola del Amazonas, la ola que entre los meses de febrero y marzo inunda tierras llevándose consigo todo cuanto tenga por delante. Nunca se sabe dónde va a romper ni qué zona va a arrasar, por eso es temida. Pese a no saberse hasta el último momento dónde se manifestará, siempre suele hacerlo en los estados de Pará y Amapá, en los ríos Araguari, Maiacaré, Guamá, Capim, Moju, Amaçonas y sus afluentes.

Cuando las corrientes de estos ríos chocan con las mareas procedentes del océano Atlántico, la colisión es similar a la de dos placas tectónicas, produciéndose el retroceso de las aguas fluviales hacia el interior del continente. Para que surja la Pororoca son necesarios varios factores que únicamente confluyen los mencionados meses: el cauce del río se estrecha porque la temporada de lluvias tocó a su fin y las mareas son más intensas debido a la alineación de la Tierra, el Sol y la Luna.

Pero aún hay más. El hecho de ser la ola de mayor recorrido del planeta con alturas superiores a los 5 metros, hace de este fenómeno natural un atractivo sin igual para los surfistas. Por ese motivo cada año en los estados de Pará y Amapá,  cientos de aficionados al surf buscan el momento y el lugar oportuno para poder cabalgar la temida ola amazónica.

 


Vaanui
Conectando Viajeros · Connecting Travelers