Lawrence Oates. Algún lugar cercano al Polo Sur, ANTÁRTIDA

Lawrence Oates. Algún lugar cercano al Polo Sur, ANTÁRTIDA

Lawrence Edward Grace Oates fue uno de los valientes que acompañaron al legendario Capitán Scott en su épica aventura por conquistar el Polo Sur. Este aventurero británico nacido en el año 1880 nunca tuvo una excelente relación con el capitán. En su diario escribió: No me gusta nada Scott y lo tiraría todo por la borda si no fuera porque somos una expedición británica… no actúa con rectitud, su primera preocupación es él mismo, el resto no le importa.

La expedición de Scott había iniciado el regreso del Polo con la decepción de encontrar hondeando la bandera noruega de Amundsen, perdiendo así la carrera por ser el primero en alcanzarlo. Durante el camino de regreso, Oates fue víctima de una vieja herida de guerra y todo se complicó. El frío, el hambre y el agotamiento fueron haciendo mella en su salud debilitándolo poco a poco, convirtiéndolo en un lastre para el resto de los hombres.

La mañana del 17 de marzo de 1912, el día que cumplía treinta y dos años, Oates decidió acabar con su vida y dejar de ser un problema para el resto de la expedición. Como pudo se incorporó desde la tienda de campaña en la que había pasado la noche y se puso a caminar hacia ninguna parte cerca del Glaciar Beardmore, en busca de una muerte segura. Sus últimas palabras recogidas en el diario del Capitán Scott días antes de morir también, fueron: “Voy a salir y puede que tarde un rato”.

 


Vaanui
Conectando Viajeros · Connecting Travelers