Fotografía: Malaca y el primer cristiano japonés, MALASIA

Malaca y el primer cristiano japonés, MALASIA

Anjiro era un samurai de familia noble convertido en fugitivo en el año 1546. En su huida de Japón se topó con el capitán de un barco portugués que lo llevó a Malaca, en aquellos momentos un importante enclave comercial portugués en la península de Malasia. Al año siguiente, en 1547, conoció a Francisco de Jaso y Azpilicueta (San Francisco Javier) y al año siguiente fue enviado al Colegio de Sao Paulo en Goa (India), donde recibió formación y fue bautizado con el nombre de Paulo de Santa Fé, convirtiéndose así en el primer cristiano japonés.

En abril de 1549, Francisco Javier partió en misión hacia Japón junto a Anjiro para que le ayudara como intérprete durante la evangelización. Durante más de dos años predicaron en la tierra del sol naciente sorprendidos de la buena aceptación que tenían sus palabras. Hasta que por fin se dieron cuenta del gran error que estaban cometiendo. Al parecer los japoneses no se habían dado cuenta de que lo que estaban predicando era una religión distinta al budismo ya que Anjiro había utilizado términos budistas en la traducción. En cuanto lo corrigieron y empezaron a utilizar los términos latinos todo se empezó a torcer hasta que Francisco Javier, cansado y desanimado, decidió marcharse en 1552 hacia China.

Anjiro quedó a cargo de la misión de Kagoshima, pero tras ser perseguido por cristiano acabó sumido en la pobreza. Finalmente se acabó enrolando en un barco pirata que saqueaba las costas asiáticas y murió como pirata wako durante una incursión.

 


Vaanui
Conectando Viajeros · Connecting Travelers