Tras la pista de Sundance Kid y Butch Cassidy, BOLIVIA

Ruta de Butch Cassidy & Sundance Kid , BOLIVIA

Al final de la película “Dos hombres y un destino“, los actores Paul Newman y Robert Redford recargan sus pistolas, intercambian las últimas bromas y se lanzan valientemente contra los soldados bolivianos. Aunque la película del año 1969 termina con los criminales encarando la muerte con valentía, la realidad fue muy diferente.

Butch Cassidy, nacido el 13 de Abril de 1866 bajo el nombre de Robert Leroy Parker, fue el mayor de trece hijos de una familia mormona en Utah. Su admiración por un joven vaquero llamado Mike Cassidy y una temporada trabajando como carnicero le inspiraron su nombre criminal. Sundance Kid nacio en 1867 bajo el nombre de Harry Alonzo Longabaugh y fue el más joven de cinco hijos de una familia bautista de Pennsylvania. Se fue hacia el oeste con 15 años, vivió en un rancho con parientes en Colorado y luego anduvo por las montañas Rocosas trabajando como ganadero y arriero de potros. Su apodo lo adquirió al estar 18 meses en una cárcel de Sundance, en el estado de Wyoming, por robar un caballo.

Butch y Sundance pertenecieron a una pandilla de cuatreros apodados como el “Sindicato de Asaltantes de Trenes”, “la Pandilla del Hoyo en la Pared” o “El Grupo Salvaje” que se dedicaba a asaltar trenes, bancos y remesas con los salarios de los mineros en las Montañas Rocosas Occidentales. Entre 1889 y principios de 1900, en el total de sus asaltos se habían hecho con un botín de más de $200.000 (unos 2 millones de euros actuales). Con una recompensa de 4.000 dólares colgando sobre sus cabezas y los Pinkertons pisándoles los talones, Butch y Sundance huyeron hacia Sudamérica. Pasaron por Argentina, Chile y de nuevo por Argentina antes de llegar a la ciudad de Tupiza en Bolivia el 29 de octubre de 1908. Ese era el lugar en el que tenían pensado dar su último golpe antes de dejarlo todo.

A través de un soplo que les había llegado, el 4 de noviembre de 1908 los bandidos asaltaron el correo de la compañía minera Aramayo Francke y Cia. sin encontrar mucha resistencia. Tenían pensado llevarse más de medio millón de dólares pero el cargamento que llevaba el encargado de la compañía Carlos Peró, solo contenía 90.000 dólares. El gran envío que esperaban se había retrasado una semana y no había más que lo encontrado, de modo que tomaron el paquete y una mula, y emprendieron la huida en dirección a Tupiza. Finalmente, el 6 de noviembre de 1908, Butch y Sundance llegaron a San Vivente, un pueblo minero en la Cordillera Occidental a más de 4.500 metros de altitud. Tras pedir alojamiento a Cleto Bellot, el corregidor del pueblo, se alojaron en la casa de Bonifacio Casasola pidiendo unas sardinas y una cerveza antes de descansar.

El descanso duró poco. Cleto Bellot se presentó al poco junto al inspector Timoteo Ríos del Departamento de Policías de Uyuni y dos soldados del Regimiento Abaroa. Habían llegado esa misma tarde avisando del robo de una remesa minera por parte de dos yanquis. Tras un breve tiroteo en el que murió uno de los soldados, la balas silbaron de nuevo hasta que tres gritos de desesperación salieron del cuarto de los bandidos. El tiroteo cesó de nuevo y los guardias se mantuvieron vigilantes en sus lugares durante toda la noche. Al amanecer Bonifacio Casasola entro en la casa y encontró a los bandidos muertos. Butch tenía una herida en la sien y otra en su brazo. Sundance estaba sentado en un banco detrás de la puerta con un disparo en la frente y varios más en el brazo. En lugar de lanzarse hacia una lluvia de balas como reflejaría años más tarde la famosa película, Butch Cassidy había disparado a su amigo y compañero de fechorías herido y luego se quitó la vida para impedir que los capturaran vivos. Los criminales fueron enterrados en el cementerio de San Vicente esa misma tarde.

DATOS DE INTERÉS:

  • PRECIO: Consultar con la agencia.
  • HAY QUE SABER: La ruta de 2 días transcurre a unos 4.500 metros de altitud.
  • CONTACTOtupizatours.com

 


Vaanui
Conectando Viajeros · Connecting Travelers