Fotografía: Los cuernos de Moisés, Sinaí, EGIPTO

Monte Sinaí, EGIPTO

Monte Sinaí, el lugar donde, según la Biblia, Moisés recibió el Decálogo que había de regular la vida religiosa y civil del pueblo de Israel. Tras permanecer cuarenta días en lo alto del Djabal Moussa, el libertador del pueblo judío grabó en piedra la ley divina bajo el dictado de Dios. Cuando en el año 382 el papa Damaso I encargó a Jerónimo de Estridón la traducción al latín de la Biblia del hebreo original, poco podía imaginar que 1.133 años más tarde una escultura del mismísimo Moisés realizada por Miguel Ángel Buonarroti, acabaría con un par de cuernos en la cabeza.

Según relataba el texto original, “unos resplandecientes rayos de luz brotaban de su frente (Moisés)”, pero un garrafal error en la traducción acabó convirtiendo los rayos de sol en meros cuernos. Al parecer, la palabra en hebreo para referirse a los rayos de luz es karan pero el perfecto desconocimiento del idioma por parte de Jerónimo hizo que éste confundiera este término por el de keren, cuyo significado es, efectivamente, cuernos. Por obra y gracia de Jerónimo de Estridón el gran Moisés, el libertador del pueblo de Israel pasó de tener un rayo de luz brotando de su frente a dos simples cuernos.

 


Vaanui
Conectando Viajeros · Connecting Travelers